El Cambio.

“Da igual, porque cualquier cambio es bienvenido.
Porque la vida es cambio, un cambio continuo,
y si no eres plenamente consciente de ello quizás
vayas a sufrir en el camino por no adaptarte a ellos.

Las circunstancias son muy fortuitas,
en seguida pueden darse la vuelta,
y aquí quien más se adapta es el que más reforzado sale,
no existe otro secreto
(creo que esto no es un enigma para casi nadie)

A veces no aceptar los cambios nada tiene que ver con ejercer resistencia sobre los mismos,
ni siquiera con el miedo,
sino que cuando se crea un vínculo aceptable con el medio,
con lo que ya se posee,
cambiar sin querer hacerlo,
por pura adaptación a lo que la vida te está reclamando
crea resistencia,
y con ello llega la huida
y la desadaptación.

Tomarse los cambios como parte de este viaje
ayuda a naturalizarlos,
a crecer un poco,
a soltar otro poco.
A desprenderse del pasado,
a ir ligeros,
A aceptar la adrenalina de empezar de nuevo.

Supongo que antes observaba los cambio con cierto recelo,
como con esas ganas imperiosas de terminar rápido con ellos
y quedarme anclada a lo que me aportaba sosiego.

Siempre fui muy intrépida con lo nuevo,
y he de admitir que más por inconsciencia que por deseo.
Pero quedarme con lo seguro no es que me aportara seguridad,
es que siempre temí quedarme atrás de mis compañeros.
Como quien va a paso de tortuga porque ha de asimilarlo todo,
para que no le rompa por dentro.
Sí, supongo que esa es la niña que siempre fui
y la que siempre seguiré siendo.

Nunca pensé llegar a ese punto en el que el borde te hace adaptarte a lo nuevo y renunciar a lo seguro,
pero desde luego llegó
y ya no me da miedo quedarme atrás,
porque puedo marcar mis tiempos
sin que eso me genere un conflicto,
sin que pese más de lo debido.

Pero no puedo soltar un discurso basado en mi propio caso personal y recomendaros que no les tengáis miedo,
que os dejéis llevar o que los veáis con el prisma correcto,
porque como bien decía Benedetti: “todo es según el dolor con que se mira” y vuestro camino es vuestro.
Sólo quiero que respiréis un momento y observéis a dónde os va a llevar resistiros a ellos, solo eso.

Y sí, ahora lo vivo todo al completo,
no veo la tristeza como sólo tristeza,
no veo la felicidad como tan sólo felicidad
de manera aislada,
al igual que no veo a la soledad como a eso a lo que llaman
soledad, ni creo en eso a lo que denominan amor ideal.
No se trata para mí de hacer distinciones, de meterlo todo en
compartimentos alejados unos de otros.
Si las emociones tienen su sentido también lo tienen las conductas que los acompañan,
si los cambios tienen que ver con las conductas,
y las conductas con los cambios entonces todo está hilado, conectado.

Si tenerle miedo al cambio sería temerle a vivir, entonces ya le no tengo miedo”.

Las-20-frases-mas-inspiradoras-de-Paulo-Coelho-5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s