“Esta manía nuestra de esperar, siempre, el desenlace”.

Anuncios

Escarcha.

“¿Qué sonido es el que emite la escarcha al caer?              21739996_1254229618057149_1438502480977353415_n
 
Casi no puede percibirse su poesía.
 
Parece ser que hoy decidió diluirse con la lluvia,
Como también lo hizo el rastro de dolor que dejó
la huida, pero quedó esta huella en el asfalto,
y ya no sé si es del hielo o por el paso de los años.
 
¿Tenderá el dolor al exilio alguna vez?- terminé preguntando.
Quizás nunca llegue a necesitar contestarlo
cuando el invierno haya acabado.
Pero si ese día no llegase nunca creo que deberé recordar que la escarcha con su más absoluta delicadeza, también es capaz de inundarlo todo con su fortaleza si fuera necesario,
generando una gran resistencia al daño;
al mismo tiempo que también puede refrescar hasta
el más cálido paraje que encuentra a su paso,
sólo le basta con hallar la actitud,
y generar ese cambio.
 
“Seamos pues escarcha” -le dije,                                        20476128_1222044337942344_4205258384910989464_n
agarrando su mano.
Si ya mudamos de piel,
Si ya nos repusimos de todo lo amargo.
Hoy vemos la escarcha caer sobre el barro,
mientras va mermando la tormenta,
mientras nos reímos recordando.
 
Jamás fuimos héroes,
vivimos rezagados,
pero nos alcanzó la lluvia siempre,
y sin embargo, nos bastó con saber que
tras la bruma había un amanecer esperando,
ahora desde allí vemos todo claro,
nos perdimos durante demasiado tiempo,
el suficiente como para reencontrarnos.
 
Sin duda algún día seremos escarcha,
pero mientras aprendemos a lograrlo,
atravesemos la bruma de nuevo mi amor,
dejemos que el sol nos alcance rápido,                             C4k-Yg8WAAEJXRb
que con su tibio despertar, nos encuentre esta vez levitando… el amanecer,
levitando entre los copos de nieve
y las sonrisas que nos provocamos.                                              
Nos recreamos perpetuamente en el paisaje,
podemos incluso quedarnos si queremos,
porque aunque estemos a años luz alguna vez de aquí, sabes que en nuestro corazón todavía es verano”.

 

 

 

 

Friendship.

Sin darnos cuenta se nos están escapando hoy de las manos

todos aquellos pedazos de nuestro pasado construido,

rememorándolo, evocarlo se siente como algo ajeno, casi sombrío,

pero sigue flotando en el aire la magia de lo que en aquel tiempo vivimos,

¿o fue algo soñado?- quién sabe, pero desde luego que fue confuso.

Nos refugiamos, naufragamos, fuimos combativos,

Y brindándonos apoyo mutuo luchamos por lo que creímos, juntos.

Vivimos con intensidad la amistad desde el inicio,

desde el concepto de la eternidad,

pero se nos marchitó con el paso de los años,

se ahogó en apenas unos charcos, quedándonos el vacío.

Y de pronto un crujido se escuchó por todos lados,

se había resquebrajado algo,

acababa de morir de llanto.

Atravesando el campo de la incertidumbre llegamos al otro lado

y mirando desde lo alto,

sentimos el aguijón de la traición asomándose entre el esparto.

¿Cómo habíamos podido?,

¿qué nos había pasado?,

No, no podía estar pasando.

Pero sí estaba pasando…

Y entonces nos alcanzó olvido,

el olvido nos tenía que acabar llegando, claro, pero se retrasó más de lo que creímos,

quizás porque no había forma de agarrar el recuerdo y borrarlo, lo habíamos sentido,

había sido demasiado real como para matarlo.

Seguir respirando,

ese era el siguiente paso.

Y lo logramos, sí que lo logramos,

llegamos al final casi como al principio,

pero ya no éramos lo mismo, habíamos cambiado demasiado.

Reinicio…

nos reiniciamos perdonando, eso seguro

templando el corazón de aquel tiempo infinito

de vivencias, del mano a mano,

con mimo, con cariño.

Al fin y al cabo habíamos sido como hermanos.

¿y había merecido la pena tanto llanto?

desde luego que sí, así había sido,

pero seguía siendo triste no haber cerrado aún este capítulo.

Quizás algún día nos llegue el instante de hacerlo,

o quizás no, y acabemos por encontrarnos en el camino,

donde quizás no sabremos qué decirnos,

o dónde quizás por fin nos diremos todo lo que entonces no pudimos.

large (30)