No me entiendas, quiéreme como soy.

En nombre del amor se han cometido muchísimas atrocidades. Por eso no vale con que te digan “te quiero”, te tienen que querer bien. Y no hay mejor forma de querer bien, que que te quieran como seas.
 
Más de una vez discutimos porque no nos entendíamos. Y a veces me he llegado a preguntar: ¿para qué queríamos entendernos si lo único que teníamos era que querernos como realmente éramos?
 
Es entonces cuando tomo la oportunidad en mi mente, vuelvo a ese instante y le digo: “no me entiendas, quiéreme como soy”, porque no tendré más para ofrecerte que ser lo más yo que pueda, contigo.
 
“No me entiendas, quiéreme como soy”, porque no me demostrarás más amor que al quererme completa, al descubrir cada rincón.
 
“No me entiendas, quiéreme como soy”, porque no habrá nada que nos haga más fuertes que hallarnos libres, amor.
 
“Porque sí, no te entiendo, te quiero como eres”, con lo oscuro y lo obtuso, con la más clara luz. Con todo lo confuso, lo excéntrico, con lo que nadie atisbó. 
 
“No me entiendas, quiéreme como soy”, y te prometo amor, que con cada día que me quieras así, aunque no llegues a entenderme, vas a comprender más cosas que cuando nos sentimos ausentes.
tumblr_m8k8mzmx2n1rqfvr0o1_500_large

Lente de aumento.

“A veces sueño con volver a abrir las alas otra vez.
Pero sigo sin poder escapar del invierno, me nutro de él.

Me gustaría tener la misma capacidad que tengo de escapar para escribir.
Sin embargo, escribir significaría poder ordenar el rechazo que llegué a sentir en mí.
Y no hay vida ni muerte que me alcance para hacerlo posible.

Mi corazón es un ente abstracto que se sumerge en el daño para poder subsistir.
Aún no sé crear peldaños con los que sortear la herida.
Cada día es un paso.
Cada paso es un día
Y ya he tenido unos cuántos…

Del cuerpo uno se olvida, pues al fin y al cabo está de paso.
De la mente uno disocia el recuerdo y lo hace más llevadero.
Pero ¿qué hago con el espíritu que quedó ausente de sí mismo?
No puedo reconstruirlo, me toca cambiarlo.

Por eso el filtro de aumento con el que miro ahora la vida me lleva al ocaso.
No obstante, no me pienso dejar ir, eso lo tengo claro.
Cuando pienso en el pasado lo evoco todo muy muy cerrado,
sin embargo el trauma aflora siempre con la daga en la mano.

A veces me cuesta mucho respirar, seguir caminando.
Pienso a menudo : “el amor me da igual, pero no pensé perder tanto”.

Y nunca llego al final, pero tampoco es que me haga falta.
Pues aunque aún no haya abierto las alas, sé que la superación me abraza”.

queenstown-adventure-94-of-282-l

 

Recovecos.

“Hago de recovecos, palabras. De palabras, recuerdos. Mientras tú haces del tiempo, fantasmas. Y todo en aleatorio.

No dejes el espacio en blanco en mí, que quizás no pueda moverme. Sabes que te saludaré con el alma desnuda, y con el cuerpo magullado por tanta falta de calma.

Mientras tú te sumergirás en un sueño eterno en el que descubrirás cuan reales fueron las maneras que tuvimos de no entendernos.

Jamás me sentí un monstruo, ni siquiera cuando me sobraron los motivos para hacerlo. Pero no quiero ser otro check más, defectuoso… en esa lista que tienes montada a la que aferras como si te fuera la vida en ello.

No hace falta que repitas lo que ya sé, pero solo basta mirar una segunda vez para ver lo fácil que es juzgar a alguien por el final y no por todo lo que fue.”

tumblr_lzryrrvuqh1r6mln2o1_500

ACERCA DE LA POSIBLE/NO POSIBLE CONTRADICCIÓN SOBRE LA LIBERTAD DE CREAR CONTENIDO SOBRE EL AMOR NORMATIVO Y LA LUCHA FEMINISTA.

Quería comentar/compartir con vosotros algo bastante importante.

A raíz del análisis de muchas obras poéticas y musicales de autores y compositores que admiro, y que, también, en un momento dado puedo llegar a denunciar, he estado preguntándome profundamente el enfoque que estoy adoptando en mi página literaria “De Versos y Aforismos” donde comparto poemas y aforismos basados en mi propia experiencia personal.

Obviamente, las experiencias que os comparto van más allá del amor romántico, se habla también allí de crítica social, de sentido de la identidad, etc., sin embargo el enfoque que por lo general se utiliza para escribir es el del amor romántico normativo.

¿Por qué utilizo un enfoque que por otra parte estoy denunciando?

Bueno, podría dar muchas explicaciones a este asunto, pero intentaré resumirlo brevemente: “he vivido en mi propia piel, como la inmensa mayoría de los personas, muchos de esos principios que tiene adscrito el amor romántico: creer que el amor es exclusivo, que los celos son necesarios, que el amor todo lo puede, que el amor debe doler, etc.; lo he vivido y he podido, tras varias experiencias en relaciones amorosas, sentir lo que significa.
A día de hoy no comparto lo que se nos explica como amor. Y no voy a meter aquí a todo el mundo… (habrá casos en los que haya gente en general pueda adecuarse bien a ese concepto de amor) pero por lo general, según mi propia experiencia y observación. genera bastantes problemas a largo plazo.

En “De Versos y Aforismos” hablo de amor romántico normativo desde mi propia experiencia pasada, sacando afuera lo que he llegado a sentir y pensar sobre las relaciones (entre otras cosas) y sus principios o lo que yo llegué a pensar que significaba.
Al mismo tiempo, bajo mi postura actual, se denuncia ese modelo de amor vinculado a las relaciones de poder y los roles de género tomando una clara postura de reeducación del concepto de amor, siempre, por supuesto, desde la libertad creativa.

¿Con todo lo que os he compartido qué quiero decir?, pues que más allá de que yo pueda cuestionar los mensajes que dan algunos autores o compositores que admiro sobre este tema, yo también puedo estar escribiendo desde una perspectiva de amor normativo, basado en mi pasado, sin caer en la contradicción. Sin embargo, en líneas generales, los obras que puedo estar denunciando en un momento dado, las puedo analizar de una manera aisladamente objetiva. Tan sólo si por un caso yo pudiese tener una conversación profunda sobre esa obra con el autor que la ha creado, y éste me diese unas razones similares a las que os he contado, entonces ahí sí que tendría que disculparme o intentar debatir con esa persona acerca de los conceptos y opiniones que los creadores estamos generando socialmente, pues sería una de las cosas que podríamos hacer para generar conciencia sobre este tema.

Y finalmente, por mucho que adopte abiertamente una opinión crítica sobre este asunto, no debo olvidar que vivo en un patriarcado salvaje, que siempre o casi siempre hará que tenga que deconstruirme. No obstante, el paso más importante ya lo he dado, que es: el darme cuenta de ésto. Y os animo a vosotros tambíen abiertamente a que reflexionéis aunque sólo sea un momento sobre ello.

Dejadme en los comentarios, si queréis, lo qué opináis. Cualquier opinión constructiva ya sabéis que siempre es bienvenida aquí.

Besos.

1901022-2t

La Cicatriz.

“Anoche rocé sin querer la cicatriz que tengo en el cuello, y empecé a llorar sin remedio.
Cuando me operaron me quedó esa marca que siempre me había empeñado en ocultar bajo capas y capas de ropa.
Me incomodaba verla reflejaba en el espejo cada vez que me duchaba.
Entonces recordé cuando, por fin, volviste después de tanto tiempo, y tan sólo la miraste, sin ningún complejo.
Me acariciaste la cara y me diste un beso desde el inicio hasta el final del cuello.
No te importó lo más mínimo, casi la rodeaste con las yemas de tus dedos. 
Y no, no te importó en ningún momento que aquella huella de mi pasado estuviera ahí,
casi hiciste de ese instante una oda a la imperfección de la belleza sin que realmente afectase.
Siento volver a nombrarte, pero espero que quien llegue lo haga igual de bien que tú y me enseñe a valorarlo todo sin importar las huellas del paso del tiempo”. 

cr37u8uxyaawqo